Web Analytics Made Easy - Statcounter

El éxito superó las expectativas
TEXTIL EXPRES Revista – 256 - ABRIL 2022

Lo más importante de la edición de febrero fue que en las stands se habló, y mucho, sobre las colecciones.

Hay eventos de los que antes ya lo has contado todo, y una vez que se han celebrado poco puedes añadir. En parte esto podría predicarse de la última edición de Modtissimo, que hizo el número 59 de su historia: ya habíamos expuesto que se encaminaba hacia el éxito, y la realidad no defraudó. Podríamos limitarnos a titular: «Modtissimo cumplió las expectativas, que eran altas». ¡En realidad las superó!

Eso llevó a que en su entorno se utilizase una socorrida frase periodística anglosajona, cuyo único punto negativo es que, de tan vieja y gastada, se ha banalizado. Sí, Modtissimo «ha ganado músculo» (que es lo que se dijo) regresando al recinto ferial Exponor. Pero quizá habría sido mejor decirlo de otro modo, porque internet está demasiado llena de cosas que 'exhiben músculo’, y a menudo es un puro eslogan vacío. No es este el caso. Aunque quizá tampoco sea lo más apropiado, puesto que Modtissimo está fuerte, pero la última edición no es más que el producto de un trabajo bien hecho a lo largo de los años y muy particularmente de la gestión de la pandemia, mérito tanto de la organización ferial como de la industria portuguesa que da cuerpo al salón.

Modtissimo no se ha afianzado por volver al recinto Exponor. Más bien lo contrario: se ha vuelto a Exponor en parte debido a que Modtissimo había despertado un alto interés entre los expositores, o al menos así lo expresó la organización durante los preparativos: «ustedes lo han querido», vamos: 'volvemos a Exponor porque ustedes quieren exponer y en donde organizábamos el salón no cabemos’. Ciertamente, la pandemia fue también la causante de la decisión, en otro orden: un aeropuerto (que es donde le habría correspondido celebrar esa edición del año), lugar de tránsito de viajeros, podía no ser el espacio idóneo cuando seguíamos pendientes de cautelas preventivas contra los contagios... y además la Covid-19 nos ha modificado el cuadro en lo que atañe a los aforos.

El presidente de la ATP (asociación portuguesa del textil y la indumentaria), Mário Jorge Machado, dedicó al asunto un editorial en la revista-catálogo difundida en el salón, celebrado del 16 al 17 de febrero en Oporto. «Pasados casi 30 años volvemos a la casa donde, en 1993 y por primera vez, productores de tejidos portugueses pudieron mostrar al mundo lo mejor que hacíamos por aquí».

Ocasionalmente, y eso es natural, la memoria tiene vacíos respecto a lo que va más allá de dos generaciones. Portugal tuvo antes de Modtissimo otra manifestación que presentaba lo mejor de los tejidos del país. Se llamaba Portuguese Offer y radicaba originalmente en Lisboa. Logró una notable proyección internacional y celebró más de 30 ediciones, antes de poner fin a su existencia en 1994.

Por otro lado, Modtissimo tuvo un origen atípico, ya que lo creó una filial de eventos de una patronal textil francesa, concretamente European Fabrics by Tissus de France, dependiente de la Federación Francesa del Género de Punto. Lo que sí que es cierto es que Modtissimo estuvo muy temprano en el recinto ferial de Exponor, aunque no nació allí: sus dos primeras ediciones tuvieron lugar en el hotel Solverde, en la localidad costera de Espinho, a 15 kilómetros al sur de Oporto.

La idea original de Modtissimo era congregar a tejedores europeos selectos (de Francia, Alemania, Austria, Suiza, España, Italia y la propia Portugal) para ofrecerles a los compradores portugueses (también una selección de los mismos, acordando que fueran productores de marcas propias y no confeccionistas de subcontratación) las mejores materias europeas. Por tanto, los primeros Modtissimo no eran plataforma para el textil portugués, sino trampolín para los textiles europeos que aspirasen a que la confección portuguesa de calidad emplease tejido también de calidad de dentro de la UE.

Actualmente, y desde hace mucho tiempo, Modtissimo es un salón de amplio espectro; y hace una eternidad, además, que la organización es autóctona, corriendo a cargo de la Asociación Selectiva Moda. No solo presenta textiles para vestir sino textiles técnicos y ropa confeccionada; y no solo de marcas propias sino para marquismo.

Lo que sí que conserva es su visión internacional, y aunque sin duda aporta un excelente escenario para la proyección de la industria portuguesa, reúne también oferta de diversos países. Los enfoques de cada cual divergen, y de este modo los expositores portugueses piensan sobre todo en exportación, y los internacionales en vender a Portugal. En cualquier caso, Modtissimo presume con razón de ser hoy en día el certamen textil ibérico más antiguo vigente, lo que es cierto para tejidos de indumentaria, mientras que en ropa Madrid mantiene una trayectoria continua desde los primeros 80, y en textiles de hogar Valencia —con altibajos, cambios de apellidos e itinerancia en el escenario— lleva más de medio siglo de vida.

Como ya hemos dicho, si bien Modtissimo nació en un hotel, en su tercera edición se trasladó al recinto ferial de Exponor. Hace unos años, las dificultades para disponer de espacio en las fechas en que suele celebrarse el salón textil obligaron a buscar una solución alternativa. Modtissimo halló primero alojamiento en la Alfândega de la ciudad, antigua aduana portuaria hoy dedicada a Congresos. Y después inició una alternancia de convocatorias, con las ediciones de septiembre en la Alfândega, y las de febrero en el aeropuerto de Oporto. Ya hemos explicado por qué ha decidido regresar a Exponor, y puede añadirse que ahora tiene un contrato con el recinto ferial para un trienio, que le permitirá celebrar allí las dos ediciones de cada año.

Modtissimo se ha celebrado en febrero con éxito, anunciando «overbooking» antes de su apertura. Unos 300 expositores tomaron parte según el balance final, lo que significa que hubo incorporaciones en fechas cercanas a la apertura, puesto que pocas semanas antes sus comunicados, que ya auguraban un éxito notable, mencionaban dos centenares de expositores confirmados. El recuento en catálogo arrojaba en torno a 250, y los stands eran unos 160, de los que algo más de la mitad correspondían a firmas textiles, un tercio a empresas de confección, y el resto a stands institucionales y de proveedores de la periferia del textil/moda. La disparidad de cifras no debe confundir: es habitual en el sector que los números varíen según se cuenten expositores directos y representados, así como marcas presentas.

Todo ese conjunto de oferta recibió a más de 5.000 visitantes, en su mayoría compradores portugueses (un 10% más, hasta totalizar 4.679), pero también 475 compradores internacionales.

Manuel Serrão, director de Modtissimo, declaró que «el ambiente en Exponor replica mejor el que se siente en todas las ferias internacionales, y tanto los expositores como los visitantes están encantados con el espacio de exposición». Textil Exprés pudo comprobar in situ que hubo una buena afluencia, y aunque alguna foto que publicamos coincide con mucho público en pasillos, lo cierto es que la mayor parte del tiempo la gente estaba dentro de los stands, y que se les veía y oía conversar, como en los mejores tiempos de negocios feriales.

Hubo un programa de conferencias compuesto por 14 charlas, en el escenario Citeve (instalado por el centro tecnológico portugués del textil/vestir, con sede en Vila Nova de Famalicão), y el escenario Modtissimo. Entre los temas sobresalían tres, que hoy son dominantes en todas partes: sostenibilidad, innovación, investigación.

Se presentaron actuaciones del proyecto Moda Sostenible de Portugal, cuyo objetivo es «promover y comunicar las buenas prácticas de la Industria Textil y de la Confección portuguesa en el área de la sostenibilidad», según Ana Paula Dinis, directora ejecutiva de la patronal ATP.

La próxima edición tendrá lugar en septiembre, los días 6 y 7, de nuevo en el recinto ferial de Exponor en Matosinhos/Oporto.

 

TEXTIL EXPRES Revista – 256 - ABRIL 2022

© TEXTIL EXPRES


Relacionados

Muy leídos

Cron Job Starts