Web Analytics Made Easy - Statcounter

Comienza la «reprise»
TEXTIL EXPRES Revista – 256 - ABRIL 2022

Septiembre fue un ensayo voluntarioso, febrero fue débil pero tomando carrerilla.

Todo en general era en PV de febrero último, por así decirlo, de feria humilde, al menos por comparación con el esplendor de otros tiempos. Aunque para este salón la experiencia más débil fue la de septiembre último, en que se llevó a cabo una primera edición post-pandemia muy voluntarista, de declaración de fe, que no defraudó porque las expectativas eran muy bajas. Los resultados de aquella fueron flojos, como cabía esperar, aunque algún expositor nos dijo que su experiencia fue entonces buena por dos razones:

1) Al ser menos expositores y sobre una superficie compacta, una afluencia de menos visitantes no se percibió demasiado: menos metros cuadrados recibieron una proporción de visitantes parecida a la de otras veces, y menos expositores tocaron al mismo número de compradores por cabeza aunque estos fuesen menos en términos absolutos. En el fondo es una cuestión de ratios.

2) La predisposición compradora de los visitantes estaba ahí, y la calidad de los mismos era mejor. Dicho en forma gruesa, al haber menos visitantes había menos «morralla». El número de asistentes no da siempre la medida del negocio, aunque mucho público siempre sea síntoma de interés de gente variada, desde alumnos de escuelas hasta estilistas del comercio, que sin duda enriquecen la dinámica de la moda pero no dejan directamente dinero en los bolsillos de los expositores.

Es de todas maneras la visión de uno de los que participaron en la última edición septembrina. Su validez no es absoluta, aunque su pertinencia es evidente.

Desde esa perspectiva, que PV ya pasase por la prueba de fuego el año pasado mejoró su base de partida para febrero. Después de recortar enormemente su superficie entonces, esta vez creció y recuperó metros perdidos, aunque siguió dejando mucho espacio de palacios sin ocupar, ocultos con las mamparas y cortinas habituales, que disminuyen la sensación óptica de contracción.

Sorprendentemente, un habitual de PV como es la productora austríaca de fibras Lenzing, que en septiembre expuso pero se llevó un chasco ya que ni la prensa acudió a su tradicional conferencia, esta vez, en febrero, por vez primera en muchísimos años, se quedó en casa. Por el contrario, la española Textil Santanderina, que en septiembre prefirió esperar, en febrero volvió a montar stand aunque de forma testimonial, solo para comunicar «sostenibilidad» y, de paso, ver qué ocurría; contrató un espacio pequeño pero le sobraron metros para atender al escaso público que recibió, cuando en una PV normal siempre tiene una actividad notable; y eso que Santanderina ha seguido teniendo un despliegue en ferias y eventos estos meses últimos… pero de otro orden, relacionados con textiles funcionales y, desde luego, con sostenibilidad.

Son solo dos ejemplos individuales. Claro está que todos, absolutamente todos los casos, entre quienes participaron y quienes no lo hicieron, son singulares.

Como decimos, PV ya venía de una edición anterior de «reprise» de la actividad, y sobre ese punto de reinicio volvió a crecer. Celebrado del 8 al 10 de febrero, recibió en su predio físico a 21.300 profesionales, con un fuerte crecimiento del 24% sobre septiembre, aunque el total seguía siendo modesto y la sensación visual era suficiente pero sin alardes.

Los organizadores señalaron que la proporción de visitantes internacionales aumentó en cuatro puntos, del 53 al 57%. También informaron que los diez primeros países visitantes fueron «principalmente europeos», con un buen aumento de italianos y crecimiento espectacular de españoles y británicos, cuyo número de visitantes se dobló desde septiembre; pero no facilitaron cifras concretas, por lo que el crecimiento enorme tanto pudo ser de cero a infinito como de una cantidad razonable a otra sustantiva. También señalaron que volvieron los visitantes de Turquía y de Estados Unidos, mientras que las restricciones en los viajes siguieron impactando a los países asiáticos: Corea, Japón, China.

De todos modos, a PV lo que le gusta manejar ahora son las cifras de su agregado físico-digital. Los expositores de la feria física más el «Marketplace» fueron 1.080. Y este último registró 61.725 visitas a páginas, 1.600 más que en septiembre.

La próxima Première Vision tendrá lugar del 5 al 7 de julio, en París Norte-Villepinte.

© TEXTIL EXPRES


Muy leídos