España mantuvo el tipo en Première Vision

Premire Vision


  • El mercado pide: «¡asombradme!»

Hay algunas constantes en los últimos tiempos que se repiten en los salones de materias de París, lo que puede hacer que una parte de las crónicas parezca repetitiva. A saber, los problemas de transporte (este año la jornada de huelga del RER, un metro de cercanías que constituye una de las principales vías de acceso a los recintos feriales del norte parisino, sólo afectó a Texworld), la creciente internacionalización de oferta y de visitantes en Première Vision, la reducción en el número de compradores por empresa participante, la concentración del trabajo en las primeras jornadas (esto es especialmente visible en PV, que, después de acortar su calendario a tres días ve ahora cómo el tercero el público disminuye, hasta el punto de que quizá pronto recordará a la cuarta jornada del antiguo esquema), el ansia de distinción de los expositores de PV diferenciando el interior e incluso la visibilidad exterior de sus stands (antaño modulares, seriados, impersonales, incluso fríos)... si antes se pretendía que nada distrajese del examen de las colecciones, ahora se persigue poner en valor desde el comienzo el potencial creativo de las telas (igual que antes, el producto es lo que importa, pero hoy es necesario captar la mirada y hacer que el comprador no pase de largo frente a tu stand).

En fin, todo eso, más o menos, ya lo hemos dicho en una u otra crónica. Y todo sigue siendo válido, porque los atributos, accidentes y signos que perfilan al conjunto de certámenes de Première Vision Pluriel, en el recinto de París Norte, no sólo se mantienen sino que se robustecen. Vemos una profundización en los mismos y un refuerzo de la identidad de PV y su constelación de salones adláteres.

1.867 expositores participaron del 19 a 21 de septiembre en ese pequeño universo conocido como Première Vision Pluriel, compuesto por el tándem Première Vision (tejidos) – Expofil (hilados), como núcleo de gravedad, más el salón de diseños para estampación Indigo, el de piel y curtidos Le Cuir à Paris, el de accesorios y fornituras ModAmont, y el de subcontratación Zoom by Fatex. El total suponía aumentar en un 9% el número de firmas expositoras respecto a septiembre de 2011. Y el crecimiento de la oferta se vio correspondido con un +4% en el número de visitas de profesionales, hasta la cifra de 60.716, un 70% de ellos procedentes de fuera de Francia.

Buena parte de ese crecimiento se debe al alza de visitantes en ModAmont (+9%) y Le Cuir à Paris (+9,8%).

El primero es reflejo de una tendencia nítida hacia la personalización de la indumentaria, que ya es ostensible en las colecciones del otoño-invierno actualmente en la calle, por ejemplo con esa especie de neo-punk que sustituye las tachuelas agresivas del punk primigenio por pedrería incrustada en las prendas, o que poblará el invierno de calzado con pequeños pinchos piramidales dorados, de línea más suave que una clavetería punk auténtica.

DISEÑO es la clave de la temporada para el otoño-invierno 2013-14. Originalidad, creatividad: ¡asombradme! Europa tiene ganas de superar este período de incertidumbre económica que (en unos países más que en otros) rebaja el ánimo del consumidor: hay que animarle, proponerle cosas que movilicen su deseo de renovar el ropero. Y es particularmente cierto para el horizonte 13-14, en el que algunos sitúan ya el inicio de una nueva fase ascendente del ciclo económico.

En el núcleo de PV Pluriel, sin embargo, compuesto por Première Vision-Expofil, el número de visitantes mostró un crecimiento mínimo, casi una estabilización: 46.266 visitas de profesionales (+0,2% sobre septiembre anterior, +6,9% sobre febrero de 2012). Como antes se ha apuntado, intenso trabajo los dos primeros días, desde primera hora; más flojo en el tercero. La internacionalidad alcanza el 73%. Flujo constante de europeos, con un descenso casi inapreciable de españoles (–0,2%, 2.480 visitas), del que los organizadores se felicitan puesto que esperaban un mayor retroceso dadas las noticias que corren por el mundo sobre la situación económica de nuestro país; un aumento discreto de Italia (+0,6%, 3.767 visitas); ligero retroceso de franceses (–0,9%); aumento de entradas de daneses, belgas y holandeses. Y las mejores noticias procedentes de mercados clave como los EE.UU. (+8% y ruptura del techo de dos mil entradas, para colocarse en 2.156), el Japón (+19%, a pesar de las duras circunstancias del país); y emergentes como Rusia, Ucrania, Brasil, China. Una sola decepción: Corea, con una caída del 23%, para la que los organizadores no encuentran explicación plausible.

En cuanto a expositores, Première Vision creció un 4,3% y alcanzó la cifra de 745, en parte gracias a la adición del sector de «Knitwear Solutions» (soluciones en género de punto), un grupo de producto que uno se asombra de que no hubiese sido incorporado antes como área específica... y que pronto dejará de constituir novedad informativa, puesto que desde el primer momento ha sido asumida como si siempre hubiera estado ahí, lo que constituye la mayor prueba del éxito de la iniciativa; el sector de punto rectilíneo contó con 26 expositores, en su mayoría de telas, pero también hiladores y un fabricante de máquinas de tricotar. Y Expofil contó con 51 expositores (+19%, siempre en comparación con septiembre de 2011).

De España participaron en Première Vision 29 firmas, con la notable reincorporación de Tejidos Royo, que últimamente había apostado sólo por Denim by Première Vision, el salón que, en fechas distintas, se consagra exclusivamente al mercado del jean. La posición de nuestro país, aunque el número haya disminuido a lo largo de los últimos años, sigue siendo destacada, con el cuarto lugar entre los distintos componentes de la Unión Europea. El primer país es Italia, que con 352 firmas aporta el 47% del contenido de la feria. Le sigue el anfitrión, Francia, con 90 expositores, seguido ya relativamente de cerca por Turquía (ese país euroasiático periférico de la UE, de privilegiada relación con Alemania), que envía 63 expositores a Première Vision. Tercer europeo y cuarto en el total es el Reino Unido con 32 firmas. El quinto expositor es asiático: el Japón, con 32. Y seguidamente aparece España, cuarto europeo y sexto en el total, con 29 expositores. Siguen Portugal con 25, Corea del Sur con 22, y Alemania con 20. Notable entrada de China, que ya tiene 10 firmas en la nueva sección de «knitwear solutions» y eleva su total a 17.

A reseñar que España aportó 36 empresas al conjunto de PV Pluriel, con especial entidad en Mod-Amont.

Buen ambiente en general, y un acontecimiento creativo que remató las jornadas, con la concesión de los premios «PV Awards» a la innovación, que se otorgan en la edición de septiembre, y que este año fueron concedidos a Ricciani Tessile, de Italia, por partida doble (Gran Premio del Jurado y premio a la Innovación); a la también italiana Jackytex – Tessuti A Maglia, premio a la Mano o tacto; y a Nikke – The Japan Wool Textile Co, evidentemente japonesa, premio a la Imaginación.

La próxima edición, del 12 al 14 de febrero de 2013.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 203 — octubre 2012 ].


[Textil Exprés publica informaciones profesionales del textil-moda, algunas en abierto, otras sólo para Suscriptores ORO (de pago). Para un seguimiento completo de la actualidad del sector, hágase miembro del Club ORO de Textil Exprés, sólo para profesionales. Para suscribirse, envíe una solicitud clicando aquí].