Las mujeres piden al bañador un buen ajuste

El ajuste de la prenda es el factor más importante para el 97% de las mujeres, a la hora de comprar una prenda de baño, según un informe sobre el comportamiento de las consumidoras encargado por Invista (productora de fibras que, entre otras, fabrica y vende la familia de elastanos de marca Lycra), presentado en julio en la feria Mode City de París.

Durante el uso de estas prendas, la mujer pasa el 40% del tiempo en la piscina, donde el bañador se ve sometido a amenazas como lociones solares, agua clorada, sudor, aceites corporales y altas temperaturas. Por otro lado, sólo el 53% de las usuarias lava la prenda después de su uso, y casi un 40% procede a lavarla o enjuagarla una vez se ha secado la misma.

En tan sólo una temporada, el ajuste de una prenda de baño puede disminuir a causa de esos factores agresivos mencionados. Ésa es la causa de que, del 79% de las consumidoras que esperan poder utilizar su prenda de baño dos o más temporadas, un 71% se decepcione al ver que ésta empieza a deformarse antes del tiempo esperado. La mayoría de las encuestadas coinciden en afirmar que sus trajes de baño han sufrido roturas de fibras en alguna ocasión, dejándolas al descubierto y perdiendo la propiedad de ajuste. Tal insatisfacción se traduce en que el 70% de las consumidoras asegure que estará menos dispuesta a comprar de nuevo otra prenda de las misma marca o incluso a volver a la tienda donde la compró.

Es un hecho que la combinación de cremas protectoras y agua de piscina acelera el deterioro de una prenda de baño, un problema que Invista ha atacado con el desarrollo de Xtra Life Lycra. Se han realizado tests comparativos entre tejidos con Xtra Life Lycra y otros tejidos resistentes al cloro. Las prendas de baño se expusieron a lociones solares y se sumergieron en agua de piscina durante 10 días para observar si se producía o no rotura de fibras. Tras 240 horas de exposición, la fibra Xtra Life Lycra no mostró ningún tipo de rotura, a diferencia del resto, que lucían roturas significativas.

Otra prueba pretendía simular el ciclo de vida de una prenda de baño. Tejidos de Xtra Life Lycra y de otras materias fueron sumergidos en agua de piscina y examinados; posteriormente, estirados con un medidor de tensión y examinados de nuevo; y, finalmente, almacenados en un lugar seco durante tres semanas y reexaminados. La prueba mostró que ninguno de los tres tejidos con Xtra Life Lycra había sufrido rotura, mientras que el resto de tejidos sometidos a las mismas condiciones mostraban daños irreparables.

Por último, se simuló el transporte en un maletero a altas temperaturas. Los tejidos especiales para moda de baño fueron expuestos a lociones solares y sumergidos en cloro durante 120 horas, y posteriormente almacenados a 60°C durante 24 horas. La fibra Xtra Life Lycra no se rompió, mientras que todos los otros tejidos sufrieron graves roturas de fibras.

En definitiva, Xtra Life Lycra resiste la rotura de fibras y es 5 veces menos propensa a perder ajuste que otras fibras resistentes al cloro. Invista señala que Xtra Life Lycra proporciona a las marcas de moda baño un modo de incrementar el valor de sus productos y la lealtad de marca entre sus consumidores. El 77% de las mujeres encuestadas declara que estarían más predispuestas a comprar una prenda de baño que llevara una etiqueta de la marca de fibra Xtra Life Lycra, que una sin ella.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 202 — septiembre 2012 ].

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista