Motoristas sin stress térmico

En términos de moda, Triumph es identificada como una marca de corsetería. Sin embargo, también existe una línea de ropa exterior especializada, que se deriva de la existencia de un fabricante de motocicletas con esa marca.

«No sólo hacemos motos, también las conducimos. Estamos orgullosos de las motos que construimos, de los materiales que utilizamos y de las personas que llevan nuestros sueños a la realidad», dicen en la firma británica Triumph Motorcycles Limited, que, con 50.000 motos producidas al año, es actualmente el mayor fabricante de automoción en la Gran Bretaña.

Para otoño/invierno 2012, Triumph ha presentado los «últimos trajes de moteros», que por primera vez aplican tecnología de regulación de clima Outlast. La tecnología de materiales de cambio de fase (PCM) logra una temperatura perfecta, ni demasiado calor ni demasiado frío, que es justo lo que los motoristas desean. «Si la temperatura corporal se eleva o desciende demasiado durante la conducción, el motorista se desconcentra, de ahí la importancia de que mantenga una temperatura de confort constante».

La fotografía muestra a un equipo de prueba en la carretera alpina austríaca del Großglockner, en la que la chaqueta Triumph con Outlast se comportó de forma admirable.

Desarrollada originalmente para astronautas de la Nasa, la tecnología de cambio de fase Outlast con Thermocules (microcápsulas de parafina) absorbe el calor, refrescando, y lo libera, calentando, según lo requieren las circunstancias. A diferencia de sistemas de gestión de la humedad estrictos, Outlast controla la producción de humedad antes de que comience; ésa es la diferencia.

Los beneficios clave son los siguientes: absorbe el exceso de calor corporal, gestiona la humedad, reduce el sobrecalentamiento, reduce el enfriamiento, reduce la transpiración, y se adapta de forma continua a los cambios térmicos.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 204 — diciembre 2012 ].