Las exportaciones sostienen la actividad del sector textil y confirman la calidad de la moda española

Con ocasión del SIMM de febrero, Ifema elaboró su habitual informe económico sobre el textil-confección, basado en las aportaciones de las diversas entidades del propio sector. Las exportaciones continuaron siendo pieza clave para el mantenimiento de la actividad, aportando el único indicador que ha registrado un crecimiento significativo a lo largo del año 2012. En el último trimestre, en concreto, han crecido un 10,6% con respecto al mismo período del año anterior. La favorable acogida de los mercados exteriores hace que las firmas españolas vuelquen sus esfuerzos hacia la exportación para sobrevivir ante la falta de consumo interno. Las ventas en los establecimientos textiles nacionales en el período reflejaron una de las mayores caídas experimentadas desde que empezó la crisis.

El Cityc (Centro de Información Textil y de la Confección) había facilitado algunos datos de cierre del ejercicio 2012 (para textil/confección): 8.878 empresas en funcionamiento (9.389 en diciembre de 2011); 136.000 empleados (146.100), cifras muy discordantes con las de afiliados a la Seguridad Social conocidas en diciembre y publicadas en el boletín quincenal 601 de TE; 10.650 millones de euros de cifra de negocios (11.100); 13.518 millones de euros de importaciones (14.665); y 10.423 millones de euros de exportaciones (9.566), un récord absoluto.

Según datos aportados por Acotex, en la campaña de ventas de Navidad se produjo una caída del 10,8% respecto al año pasado, que se sumó al retroceso acumulado de todo el año 2012 en el período precedente, que era del 5%. La caída interna de las ventas anuales entre 2006 (anterior a la crisis financiera) y 2012 ha sido del 30%. En otro orden de cosas, la competitividad internacional está asegurada: nuestros precios son inferiores en un 15% a la media europea, y están un 40% por debajo de los de Rusia. El esfuerzo exportador en 2013 se dirigirá sobre todo a este último país, a los mercados asiáticos y a los de Oriente Medio.

La Organización Empresarial Española de la Peletería había proporcionado también algunos datos de su sector: atonía del mercado doméstico (con Madrid, Cataluña, Valencia y País Vasco como principales áreas de consumo), y evolución favorable de las exportaciones que, a falta de conocer los datos de cierre anual, se suponía que serían muy buenas, aunque no tanto como las de los dos años anteriores (+18% en 2010 y un espectacular +38% en 2011).


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 206 — abril 2013 ].


[Textil Exprés publica informaciones profesionales del textil-moda, algunas en abierto, otras sólo para Suscriptores ORO (de pago). Para un seguimiento completo de la actualidad del sector, hágase miembro del Club ORO de Textil Exprés, sólo para profesionales. Para suscribirse, envíe una solicitud clicando aquí].

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista