Las Fibras que ganan y que pierden

 

 

Hoy sobra algodón en el mundo. Viscosa y Spandex serán las ganadoras.


Cuando los asistentes al evento Lycra Fiber Moves se dieron citan en Barcelona en 2011, nos hallábamos en el día después de la gran alza de precios en el mercado del algodón. ¿Se han calmado las aguas? Shirley-Anne Sherriff, de Opus Business Consultants, intentó dar respuesta en el encuentro de Verona. Y le invitamos al lector a recordar que esto fue en el otoño, concretamente a finales de octubre por lo que las impresiones pueden haber variado en este fluctuante mundo de los mercados de «commodities».

— Primer dato: el algodón ha ido perdiendo cuota en el mercado textil, a favor del filamento de poliéster. El consumo total de fibras seguirá creciendo. Fue de 82 millones de toneladas el año pasado y crece a razón de un 4% anual. Para 2020 se pronostica una demanda de casi 108 millones. La demanda de algodón, sin embargo, crecerá a un ritmo más lento.

— Segundo dato: el mercado de algodón ha pasado de una situación deficitaria en 2010, por 3,5 millones de toneladas, a una de super-excedente en 2012, de 5,1 millones. Tomando el balance acumulado a fecha de hoy, en el mundo hay unos stocks actuales (o los había en el momento del encuentro de Verona) de 18 millones de toneladas de algodón, equivalentes al 80% de la producción anual. Eso influye sobre los precios, empujándolos a la baja.

¿Por qué ese excedente? A causa de que China ha estimulado y subvencionado la producción nacional de la fibra, como forma de dar ocupación agraria a sus ciudadanos. Sus reservas son de entre 10 y 12 millones de toneladas, equivalentes a un 40-50% del consumo mundial de la fibra. Los excedentes pueden haberse corregido ligeramente en la temporada presente, ya que, sobre la cosecha entonces en curso, había dudas en cuanto a cantidad y calidad, debido a los daños ocasionados por tifones e inundaciones.

[Sobre el mercado del algodón aconsejamos leer también un breve informe en un lugar posterior de este número de Textil Exprés, más reciente, compartido con motivo de Heimtextil por la productora de celulósicas Lenzing].

— ¿Y otras fibras? La industria del poliéster ha hecho mucho dinero, pero ya no es el caso, en razón de la disponibilidad y los precios del ácido teraftálico. Tienen a favor, entre otras cosas, que cada vez se contempla a esta fibra como «sostenible» por su reciclabilidad.

En nylon ha vuelto a crecer la demanda, y curiosamente en China se contempla como una «fibra de lujo». Es dominante el nylon 6, aunque el 6.6 mantiene una cuota constante del 15%, con mercados especializados.

¿Cuáles van a ser los crecimientos de las distintas fibras en un futuro inmediato.

Los pronósticos apuntan a un crecimiento anual de sólo un 1% entre 2010 y 2020, para el algodón, con lo que está entre los perdedores. En términos de volumen, el filamento de nylon crecerá en el mismo período un 2% anual; el poliéster, un 4%; el spandex un 5%; y las celulósicas, fundamentalmente por la viscosa, un 7%. Por tanto, en volumen la viscosa será la gran ganadora, pero el spandex (donde se encuadra la Lycra) también.

Un dato importante: en todo esto será decisiva la actitud de consumo y de política productiva y de precios que adopte China. Por su dimensión tiene la capacidad de alterar cualquier cuadro de pronóstico.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 211 — febrero 2014 ].


[Textil Exprés publica informaciones profesionales del textil-moda, algunas en abierto, otras sólo para Suscriptores ORO (de pago). Para un seguimiento completo de la actualidad del sector, hágase miembro del Club ORO de Textil Exprés, sólo para profesionales. Para suscribirse, envíe una solicitud clicando aquí].

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista