La marca de moda y el surfista comparten su origen californiano y el amor por la naturaleza.

«Ser californiano y el amor por la naturaleza van de la mano. También lleva consigo un espíritu aventurero y una disposición optimista y tenaz ante cualquier adversidad. Ya se trate de un surfista, de un emprendedor de tecnología, de un doctor o de un activista medioambiental, en California la naturaleza calma y, al mismo tiempo, mueve a la acción». Así arranca el comunicado de la marca Dockers, que da cuenta de la colaboración iniciada con Jon Rose, que sin duda es una alianza de imagen pero también tiene fines humanitarios.

El ex-surfista profesional Jon Rose es fundador de Waves For Water (olas en pro del agua), organización sin ánimo de lucro para ayudar a corregir los desequilibrios que provoca la escasez de agua en comunidades en desarrollo en todo el mundo.

La colaboración con Dockers, por un plazo de tres años, tiene su propio nombre, «Work Forward» (trabajando hacia adelante), y una consigna: «Haz lo que amas y cambia tu mundo».

Aunque perseguir olas en lugares exóticos —explican en una nota— puede parecer el trabajo ideal, se precisa compromiso, preparación y adaptabilidad. Desplazarte a rincones remotos, negociar con los locales, experimentar otras culturas y, en general, el mero hecho de sobrevivir requieren de una mezcla de cabeza, experiencia y suerte. «En esa época no me daba cuenta —apunta Rose—, pero, cuando era surfista profesional estaba dedicándome, al mismo tiempo, a asuntos civiles».

El 30 de septiembre de 2009, un terremoto de magnitud 7,6 sacudió Padang, en la isla de Sumatra. Justo entonces Rose regresaba a dicha ciudad tras haber surfeado en las islas Mentawais. Llevaba consigo diez filtros de agua, que pensaba donar a un pueblo de Sumatra, pero, al observar la devastación de Padang decidió donarlos a centros de auxilio repartidos por la ciudad. Ahí se despertó una vocación en su interior, y creó la organización Waves for Water, cuyo objetivo es contribuir a luchar contra la crisis global del agua. Proporciona sistemas portátiles de filtrado de agua a comunidades sin acceso a agua potable; y construye o renueva pozos y sistemas para la recolección y el almacenamiento de aguas pluviales. Hasta la fecha, ha facilitado acceso a agua potable a más de tres millones de personas en 44 países.

Jon Rose y Dockers son, ambos, de California. Este otoño se lanza su primera campaña conjunta. Es una campaña de moda, por supuesto, apoyada ahora en valores de sostenibilidad. Pero también una campaña en pro del agua potable para las poblaciones que no tienen acceso a ella.


  
© 2020 - TEXTIL EXPRES.