Más de 4 millones de botellas de plástico recicladas han permitido la nueva colección de C&A.

¿Puede una botella de agua (de plástico) convertirse en un abrigo? La fotografía de la campaña de comunicación de la cadena de moda C&A así lo evoca. Y, en efecto, las botellas de PET (tereftalato de polietileno) pueden convertirse en fibra, y esta a su vez en tejido, con el que se confeccionan prendas dentro de un auténtico esquema de economía circular.

C&A ha lanzado este invierno una colección de abrigos para la que se han utilizado más de 4 millones de botellas. El poliéster es una de las materias primas reutilizadas por la marca, como el cachemir, la poliamida (nailon) y el algodón, con el objetivo de ahorrar energía y recursos, y reducir los desechos textiles.

El poliéster reciclado para esta colección proviene de viejas botellas PET. Todas las piezas están certificadas según el Estándar Global de Reciclado o el Estándar de Declaración de Reciclado, y contienen al menos un 20% de materiales reutilizados. El relleno de las prendas está hecho de 100% de botellas de plástico usadas. Cada abrigo de invierno contiende de 14 a 24 botellas.

C&A ha apostado por la producción sostenible, logrando que el 64% de las materias primas empleadas en sus colecciones (como el algodón, la viscosa y el poliéster) se obtengan de forma más sostenible.


  
© 2020 - TEXTIL EXPRES.