El Decreto que aprobó la concesión de ayudas excluyó a estor sectores, y sus patronales protestan.

El primero en reaccionar fue el sector del calzado. Después de que el Gobierno aprobase el 12 de marzo «medidas de apoyo a la solvencia empresarial» para compensar los efectos de las restricciones a la actividad para combatir la pandemia, la Federación de Industrias del Calzado de España, Fice, examinó el Real Decreto Ley 5/2021 y comprobó que su actividad había quedado excluida de las candidatas a beneficiarse de dichas ayudas. Y así, el lunes 15 emitió un comunicado señalando que «es inadmisible que un sector que emplea a más de 37.000 personas, con más de un 43% de empleo femenino, y después de haber perdido más de 19.000 puestos a causa de la pandemia, quede fuera del acceso a estas medidas que buscan preservar el tejido productivo y el empleo».

Su comunicado añade:

«Nuestra petición es concluyente: se debe incluir al calzado como susceptible receptor de estas medidas extraordinarias por la situación tan delicada que enfrenta, lidera las caídas de los sectores industriales con un descenso del 28,2% de Índice de Producción Industrial (IPI) en 2020, la mayor de la serie histórica de calzado y superior al de otros sectores industriales que sí pueden acceder a las líneas de apoyo.

»A estas cifras, se unen otras igualmente preocupantes: el Índice de Cifra de Negocios (ICN) de la industria del cuero y calzado descendió un 23,6%; 7.291 personas perdieron sus puestos de trabajo, lo que supone un descenso del 16,8% en el empleo. Además, las exportaciones retrocedieron a cifras de 2013 con una caída del 15,7%. Todos estos datos reflejan que el sector del calzado es uno de ‘los sectores más afectados’ a los que hace referencia el Real Decreto-ley 5/2021».

Después vino el Consejo Intertextil Español, CIE, que el martes 16 emitió su propia nota, por igual motivo: haber descubierto en el texto del Decreto Ley que su sector no estaba contemplado.

«En la actual crisis sanitaria causada por la pandemia de la Covid-19», afirma su comunicado, «el textil ha volcado parte de su músculo productivo en la elaboración de materiales higiénicos, sanitarios y de protección; se trata de un esfuerzo sin precedentes de nuestra industria para abastecer las necesidades más urgentes con la mayor eficiencia y que ha supuesto un punto de inflexión que ha contribuido de forma decisiva a mejorar la situación sanitaria en España. A pesar de ello, los principales indicadores del textil han evolucionado de forma muy negativa.

»Las empresas de la industria textil también han sufrido una reducción significativa en sus ingresos. Dependiendo del subsector, la caída de la cifra de negocios puede superar el 30%, lo que ha colocado a muchas empresas en una situación crítica. La exclusión de la industria textil pone en situación de desigualdad a estas empresas respecto a otras incluidas en el listado. Todas las empresas de la cadena de valor, sin excepción, han sufrido pérdidas en su cuenta de resultados, y no únicamente aquellas dedicadas al consumidor final».


  
© 2021 - TEXTIL EXPRES.