Balance de dos días: la edición recientemente celebrada ha crecido en expositores y en visitantes.

El director de Modtissimo y de la asociación Selectiva Moda, Manuel Serrão había explicado a Textil Exprés en una entrevista previa a la celebración de la última Modtissimo (feria de tejidos y vestuario celebrada en octubre en la Alfândega de Oporto) que la tónica general en las ferias post-coronavirus por Europa desde el verano, primeras presenciales tras casi año y medio de sobresaltos, dudas, cancelaciones y ediciones puramente digitales, se resumía en dos palabras: mitad de expositores, mitad de visitantes.

En el caso de Modtissimo no era así en lo que respecta a la participación de expositores, puesto que se contaba con una presencia récord de marcas. Faltaba por ver qué ocurriría con los visitantes, aunque las preinscripciones estaban siendo halagüeñas.

Al cierre de este artículo post-feria, que elaboramos diez días después de la celebración del salón (pues tuvo lugar del 7 al 8 de este mes de octubre), las cifras que manejan los organizadores indican también un crecimiento notable en el número de visitantes, hasta la cifra de unos 4.000 compradores profesionales. Alguien ha dicho que eso era casi un tercio más que antes de la pandemia, pero en realidad es, a secas, un 30% más que la anterior edición comparable, septiembre de 2020. Esa ya tuvo lugar en medio de la pandemia de coronavirus, después del primer impacto invernal-primaveral y en vísperas de una segunda ola que, en su prolongación, impediría celebrar físicamente la edición de febrero de 2021.

Manuel Serrão lo había dicho hace semanas: había hambre de volver a verse, incluso de volver a abrazarse. Y el éxito, que sonrió a medias a otros salones de la temporada, fue generoso con Modtissimo.

Los expositores estaban en general satisfechos, incluso sorprendidos por el número de visitantes extranjeros. Según Mário Jorge Machado, presidente de la Asociación Portuguesa del Textil y la Confección, ATP, el éxito superó las expectativas y eso fue particularmente ostensible en la asistencia de visitantes llegados del exterior, que fueron un 40% más, aproximadamente medio millar. Llegaron de diversos países, destacando la visita de austríacos dentro de la primera edición con un «país invitado», que fue precisamente Austria. No obstante un buen número fueron, como cabía esperar, españoles.

Aunque España sigue siendo el primer socio comercial del textil portugués, en 2020 hubo un descenso de los intercambios. Nadie se atreve a explicarlo, pero es evidente que la contracción de la actividad detallista en el año de la pandemia obligó a reducir también las importaciones, tanto de tejidos para manufacturar como de producto acabado. Eso está cambiando a lo largo de 2021, año en el parece que España está reactivando sus aprovisionamientos en Portugal.

Y no es solo España: toda Europa está mostrando interés por regresar a una cadena de aprovisionamiento con orígenes cercanos y una ejecución próxima, buscando reducir su dependencia de Asia. Lo afirmaban los expositores presentes en Modtissimo, y fue muy curioso un comentario recogido allí que tiene algo de paradoja: también Estados Unidos se interesa por Europa como fuente de producto. Bueno, Europa no es lo más cercano a EEUU, que dispone de bases de aprovisionamiento más cercanas en Iberoamérica. Pero puede ayudar a compensar una reducción de compras en Asia, fuente que ha dejado de ser tan confiable como antes de la pandemia.

Textil Exprés habló en Modtissimo, precisamente, con la delegada en Oporto de una firma estadounidense, que ha recibido el encargo de obtener y gestionar contactos en Portugal y España.

Más allá de ese retornado interés por el abastecimiento de proximidad, Manuel Serrão, director de Modtissimo, apunta otra razón para el éxito de la última edición de la feria, que llegaba con el lema «Let’s Fly Again» (volemos de nuevo): el acierto del formato. Modtissimo no juega en la cancha de los grandes acontecimientos del sector (pongamos Première Vision, en tejidos), que son precisamente los que han visto caer su tamaño a la mitad; sino en la de los salones compactos, que actualmente son preferidos —apunta— por los compradores. «Modtissimo se ha beneficiado claramente de esta tendencia». Es, por otro lado, una fórmula compatible con los principios actuales de sostenibilidad. En todo caso, la conjunción de factores positivos dio lugar a que pudiera cumplirse el lema. ¡Y Modtissimo voló alto!

Como hemos dicho, Modtissimo de octubre ha batido un récord de expositores, oficialmente 283. En su mayoría, portugueses. Pero también, en Tejidos y Fornituras 8 españoles (Angels Group, DCTex Proyectos Textiles, Diverchildren, Industrial de Forrerías, Imagine Printings, Industrias Murtra, Juan Boluda, Modibiba), 18 italianos, 14 turcos, 3 griegos, dos de Francia y de Alemania, y uno de cada país siguiente: Austria, Brasil, Reino Unido, Países Bajos y Bulgaria (en realidad una filial de un conocido grupo italiano).

Por lo que respecta a Confección y Complementos, prácticamente todos portugueses, excepto un nutrido grupo austríaco (15 firmas), y 2 españoles (Avasan-Between Parallels, y Belty).

 

El embrujo del Textil/Moda requiere un escenario presencial.

Esto de la moda, simplemente, «engancha». «El mundo textil es un mundo especial», nos decía en Modtissimo un alto cargo de una entidad lusa ajena al sector. Actualmente opera en el mundo de las tecnologías de la información, pero hasta hace poco tiempo fue alto directivo corporativo en el textil portugués, y quiso ahora revisitar, en el salón de Oporto, su anterior predio.
«El textil tiene embrujo —nos decía—, es difícil olvidarlo».
Parte de ese embrujo es de carácter sensorial. No hay nada como ver a un comprador de tejidos examinar las muestras en el área de tendencias: las mira de cerca, las palpa, casi diríamos que las «saborea» aunque el sentido del gusto no intervenga. Una versión digital no puede reproducir ni transmitir esas emociones. Los tejidos y las prendas llevan el alma de los tejedores y confeccionistas dentro de sí. El mundo digital puede darle muchas y buenas soluciones al negocio de la moda, pero una feria física no tiene equivalente virtual.
En ese mismo sentido, Manuel Serrão también se ha reafirmado tras el balance de Modtissimo de octubre en la tesis de Selectiva Moda, enunciada en meses anteriores: el éxito de esta última convocatoria ha puesto de relieve que las ferias físicas no solo tienen futuro sino que son indispensables para el funcionamiento del sector. «En ferias textiles, no hay nada que pueda sustituir al modelo presencial».

© - TEXTIL EXPRES - 2021